BLACK DIAMOND RITUAL – PRINCIPIOS ACTIVOS

Black Diamond Ritual es un tratamiento facial ultrarrevitalizante, nacido de los últimos avances científicos, que combina el lujo y el poder del diamante negro y la trufa negra junto con una selección de ingredientes de demostrada eficacia para luchar contra el paso del tiempo.

Complejo Codic Fensine™

Complejo activo fruto de los avances científicos más eficientes, que restaura el sistema de defensa natural de la piel, la regenera y la reestructura.

Se trata de un complejo que combina un tripéptido que realza el sistema de defensa natural de la piel y una glicoproteínadel mar Antártico (de origen marino) reestructurante y regenerante, vehiculizados en agua polarizada y liposomada.

La parte peptídica del complejo potencia los mecanismos de defensa naturales de la piel al inducir la elaboración de las defensinas, componentes clave del sistema inmunitario de la piel.

Las defensinas son péptidos naturales que se expresan en queratinocitos y son responsables de mantener la piel constantemente protegida y sana. Refuerzan nuestro escudo epitelial innato, puesto que particpan en los procesos de migración y proliferación de los queratinocitos; y evitan la agresión microbiana.

La parte glicoproteica es una sustancia polimérica extracelular obtenida a través de biotecnología de una cepa marina originaria del fondo de los glaciares del mar Antártico, con propiedades regenerantes, reestructurantes y protectoras de la sequedad.

Por un lado, es capaz de estimular a los fibroblastos en la elaboración de colágeno tipo I y IV hasta un 34 y 85% respectivamente, así como de elastina hasta un 31,5%, y a los queratinocitos, aumentando su reproducción y crecimiento hasta un 36%; y, por otro, previene la sequedad cutánea, al evitar la cristalización del agua intracelular conforme baja la temperatura, un fenómeno que disminuye la cantidad de agua útil disponible para los procesos fisiológicos y que, además, daña la membrana celular compuesta por una bicapa lipídica, facilitando la pérdida de este elemento vital.

Por su parte, el agua polarizada y liposomada permite vehiculizar estos dos ingredientes activos para alcanzar niveles más profundos, de modo que son liberados gradualmente. Al mismo tiempo, supone un aporte extra de agua en capas internas, puesto que, además, el agua polarizada posee un ángulo molecular menor que favorece su capacidad de penetración cutánea. De este modo, aumenta el grado de hidratación natural, evitando que se seque, irrite y agriete.

Complejo Platicell™

Innovador complejo regenerante y protector de las células madre de la piel.

Combinación sinérgica de un péptido conjugado con nanopartículas de platino y células madre de manzana liposomadas, que proporciona protección, estimulación y aumento de la esperanza de vida de las células madre, induciendo a un claro retraso en el envejecimiento de la piel.

Las partículas de platino permiten un acoplamiento físico potente de biomoléculas activas y suponen un inmejorable sistema de liberación y buscador de dianas celulares, en este caso, fibroblastos. Además de su propiedad vehiculizante y liberadora de activos, es antioxidante, por lo que realiza acción protectora y colabora con la renovación celular.

ManzanasLas células madre de manzana liposomadas se obtienen de una manzana suiza (uttwiler spätlauber), consideradas como las células madre más activas y que cuentan con el mayor número de estudios publicados. Esta clase de manzan contienen en el citosol de sus células madre una mezcla de interesantes metabolitos (factores epigenéticos) que otras variedades de manzana no contienen, responsables de protegerlas y proporcionarles una extraordinaria longevidad, de modo que una vez cosechada y almacenada, se conserva mucho más tiempo sin arrugarse o estropearse que el resto de manzanas. Estos metabolitos permiten alargar el ciclo de vida de las células madre de la piel, células que tienen la capacidad de dividirse indefinidamente, de renovarse continuamente y de rejuvenecer la piel, de manera que las mantienen jóvenes durante más tiempo y con mayor actividad, asegurando una correcta regeneración y renovación de la piel.

Extracto de sake

El elixir secreto de juventud de las geishas.

El sake se obtiene a partir de la fermentación del arroz y es originario de Japón, siendo curiosa y tradicionalmente utilizado por las geishas para el cuidado y protección de su piel.

Este filtrado natural es rico en ácido ferúlico, un potente antioxidante que ralentiza el proceso de envejecimiento de la piel al ser capaz de prevenir los daños producidos por los radicales libres, de proteger el ADN y los elementos celulares esenciales, de estimular la renovación celular y la elaboración de colágeno y de aportar propiedades antiinflamatorias, un síntoma, la inflamación, considerado, cada vez más, como el primer signo de envejecimiento cutáneo.

Ácido hialurónico puro

Macromolécula esencial que garantiza altos niveles de hidratación, calma la irritación, regenera y mejora la comunicación celular.

Se trata de un polímero natural. Concretamente, es una larga cadena lineal de polisacáridos, una macromolécula constituida por la unión covalente de miles de moléculas disacáridas de ácido glucurónico y N-acetilglucosamina que forma parte del tejido conectivo, perteneciente al grupo de los glicosaminoglicanos. Su elevado número de grupos hidroxilo le proporciona un alto poder higroscópico, capaz de captar y retener gran cantidad de agua, lo que permite proporcionar un medio perfectamente hidratado, manteniendo un elevado número de moléculas de agua en células y tejidos.

Al mismo tiempo, y debido a su alto peso molecular, es capaz de formar un film altamente hidratado durante un tiempo prolongado que evita la pérdida de agua transepidérmica (TEWL).

De forma natural, es producido en la epidermis por los queratinocitos, en muy pequeña cantidad, hablamos de trazas; y en la dermis por los fibroblastos en mucha mayor cantidad. En contacto con el agua forma un gel acuoso dentro de la matriz extracelular de la dermis (sustancia amorfa fundamental) que:

  • Mantiene altos niveles de agua en el interior de las células y los tejidos.
  • Facilita la circulación de solutos.
  • Favorece la transmisión en cascada de señales celulares relacionadas con la proliferación y diferenciación celular.
  • Facilita una proliferación celular acelerada y un incremento de migración celular (renovación/regeneracion).
  • Permite que el entramado de fibras proteicas mantenga su funcionalidad (flexibilidad y elasticidad).
  • Estimula la circulación periférica.

Complejo vitamínico (B5, C, E y F)

Un compendio de vitaminas altamente protector, revitalizante e iluminador.

Vitamina B5: el D-panthenol, o provitamina B5, posee una favorable propiedad hidratante, con gran capacidad para fijar agua y almacenarla, permitiendo mejorar no solo el grado de hidratación de la piel sino también su reparación.

Vitamina C: incorporada en una de sus formas estabilizadas (ascorbyl glucoside), ejerce múltiples acciones: antioxidante, neutralizando la acción de los radicales libres, aporta un tono más homogéneo y uniforme a la piel e interviene en la síntesis y matenimiento de las fibras de colágeno, mejorando la densidad y estructura cutáneas. Siendo, por tanto, capaz de combatir los signos claros del fotoenvejecimiento.

Vitamina E: se presenta incorporada en una de sus formas estabilizadas (tocopheryl acetate), lo que permite que desarrolle su acción una vez entre en contacto con la piel, manteniendo hasta entonces toda su actividad. Considerado entre los antioxidantes más efectivos, ayuda a combatir el estrés oxidativo en los tejidos y mantener una correcta reparación de la estructura de la piel. Realiza su actividad antioxidante tanto en la membrana celular, neutralizando los radicales peroxilo y peróxidos lipídicos, como en la zona extracelular, capturando y neutralizando el oxígeno singlete.

Vitamina F: vitamina, también en una de sus formas estabilizadas, constituida por tres ácidos grasos que pasan a formar parte de las membranas celulares como elementos estructurales e implicados en procesos biológicos relacionados con la regeneración celular. Refuerza la función barrera de la epidermis, aumenta la resistencia de la piel frente a las agresiones externas, evita que se reseque y la calma.

Lipocomplejo de árnica, rosa mosqueta y argán

Tres joyas naturales que protegen la piel de la sequedad, la desnutrición y el deterioro cutáneo.

Árnica: planta herbácea del centro y sur de Europa, con hojas de color verde y flores amarillas, la parte más importante de la planta. Estudios realizados con preparados de la flor de árnica evidencia una potente acción antiinflamatoria y antibacteriana, principalmente por su alto contenido en lactonas sesquiterpénicas y compuestos fenólicos; teniendo en cuenta que la inflamación es una causa muy influyente en la degradación de los elementos esenciales de la piel.

Rosa mosqueta: se obtiene de las semillas de la especie botánica Rosa aff. rubiginosa, una planta rosa mosquetaque crece de forma silvestre en Chile, preferentemente entre la cordillera de la Costa y la de los Andes. Este aceite contiene abundantes ácidos grasos insaturados, especialmente linolénico (41%) y linoleico (39%). También contiene otros ácidos grasos como el ácido palmítico, ácido palmitoleico, ácido esteárico y ácido oleico que le permiten desarrollar acciones altamente reparadoras, emolientes, hidratantes y nutritivas.

Argán: originario de Marruecos, crece de forma silvestre en las zonas desérticas del sureste del país, y se le conoce como el “Árbol de la vida”. Su fruto de color verde se asemeja a una aceituna gigante y contiene unas pequeñas semillas de las que se extrae un fino aceite dorado, conocido como oro líquido. Es muy rico en vitamina E y ácidos grasos esenciales (ácido linoleico, oleico, araquidónico y gamma linoleico) que le aportan una gran actividad antioxidante, hidratante, nutritiva y regenerante.