¿Qué significa SPF?
El valor de SPF (Sun Protection Factor) indica la capacidad de protección frente a la radiación solar y viene determinado por el sistema de filtros solares que se encuentran en el protector solar.

Según su modo de acción, los filtros solares se clasifican en:
Físicos o minerales: reflejan la radiación solar ultravioleta.
Orgánicos: absorben la radiación solar ultravioleta y posteriormente la emiten como radiación térmica inocua.
Biológicos: son antioxidantes y protegen la piel frente al efecto perjudicial de los radicales libres.

¿Cuánto tiempo protege mi piel el SPF?
El SPF hace referencia al número de veces que aumenta la capacidad de protección de la piel frente a la radiación solar ultravioleta, antes de sufrir eritema. Si por ejemplo nos aplicamos un protector SPF 30, podemos soportar una cantidad de radiación 30 veces superior que en condiciones normales, sin protector solar. Para conocer el tiempo durante el cual vamos a estar protegidos tenemos que hacer una sencilla operación:

1. Necesitamos saber cuánto tarda nuestra piel en ponerse roja si la exponemos al sol sin protector solar. Supongamos que son 10 minutos.
2. Si el SPF de nuestra crema es por ejemplo 30, el tiempo de protección será de 300 minutos: 10 minutos (protección natural de lu piel) x 30 (valor SPF del protector solar).

Hay que tener en cuenta que este cálculo no puede tomarse como una regla exacta, puesto que hay elementos que eliminan parte del protector como por ejemplo el sudor, el roce con la ropa o las toallas, el agua del mar o la piscina…. De igual modo, la intensidad de la radiación solar no es igual a lo largo del día. Como regla general se recomienda reponer la crema cada 2 horas.

¿Es cierto que se tiene que cambiar de protector solar cada año?
Como nuestro protector solar está expuesto al sol o guardado en la bolsa sometido a altas temperaturas, el SPF va perdiendo sus propiedades a lo largo del verano. Por ello es recomendable reponer el protector cada año.