El momento de los Alfa Hidroxiácidos

 

Una vez que llega el frío, nos apresuramos a rescatar los abrigos y jerséis para protegernos de las bajas temperaturas. Pero, ¿y la piel del rostro? Se hace necesario cambiar y adaptar los cuidados faciales a las bajas temperaturas.

El invierno es el momento idóneo para utilizar peelings de alfahidroxiácidos (AHA’s). Estos peelings también reciben el nombre de ácidos frutales, ya que muchos de ellos se extraen de frutas o vegetales. Son los productos estrella en invierno; tanto en tratamientos profesionales como en los cuidados para casa, aportarán múltiples beneficios a tu piel, ya que:

  • Promueven la renovación natural de la piel.
  • Tienen un efecto exfoliante. Retiran las células más oxidadas, dándole un aspecto más suave, liso y uniforme.
  • Favorecen la formación de colágeno, lo que proporciona más flexibilidad y luminosidad al rostro.
  • Reducen las arrugas y las manchas.
  • Mejoran la absorción de los activos que aplicamos durante el día; de esta forma, potenciamos la acción de nuestra crema o serum.

Aplícalos por la noche: en primer lugar, limpia y desmaquilla bien tu piel con “La doble Limpieza de TDC”; a continuación, aplica el peeling. Déjalo actuar unos 10 minutos antes de utilizar tu crema o serum.

Lee bien el modo de uso, ya que no todos los peeling tienen el mismo modo de empleo.

 

NUESTROS CONSEJOS

Como siempre, en TDC contamos con varias fórmulas adecuadas a tu necesidad:

1.Pieles mixtas, grasas con poro abierto o pieles sensible, tu peeling de AHA´s es HYDROXIBIONIC GEL, un peeling con tres ácidos que van a actuar a tres niveles:

  • Ácido glicólico. Ayuda a eliminar las células más oxidadas y a estimular la síntesis de colágeno.
  • Ácido salicílico. Este ingrediente mejora la actividad de la glándula sebácea, ayudando a que esta no produzca un exceso de grasa.
  • Ácico lactobionico. Una acción hidratante y antioxidante para cuidar la piel.

2.Para pieles maduras, con manchas o secas, tu peeling es WHITENING LUX EXFOLIATING SET. Esta fórmula consta de 3 ácidos, entre los que destacan:

  • Ácido glicólico. Muy utilizado por su estimulación del colágeno.
  • Ácido láctico. Un antioxidante que neutraliza los radicales libres.
  • Ácico lactobionico. Un potente antioxidante e hidratante.

 

Pide consejo a tu esteticista y comprueba los beneficios en tu propia piel.