SUPREME BLACK DIAMOND
Exclusiva crema facial ultrarrevitalizante

Exclusiva crema facial ultrarrevitalizante nacida de los últimos avances científicos, que combina el lujo y el poder del diamante negro, la trufa negra y elcomplejo Codic Fensine™, además de otros ingredientes activos de demostrada eficacia.

Utilizando los códigos celulares, recarga de energía la piel, potencia sus mecanismos de defensa naturales, mejora la comunicación celular, hidrata y nutre de forma intensiva para luchar contra el paso del tiempo y dar respuesta a las carencias y necesidades más exigentes de la piel.

Esta crema no contiene parabenes, ni colorantes, ni petrolatum. Además, su perfume es hipoalergénico, por lo que ofrece una alta tolerancia.

Uno de sus ingredientes principales, el diamante negro, es una excepción o rareza muy original de la naturaleza que escasea, y más en este caso que se trata de un diamante formado por el impacto de un meteorito hace millones de años en Siberia, concretamente procede del cráter Popigai, el mayor yacimiento del mundo de diamantes de impacto de meteorito, formado como consecuencia de altas presiones y temperaturas de la colisión, coincidiendo con esta zona rica en carbono.

Su color es debido, además de su estructura hexagonal, a la inclusión de magnetita, un mineral conocido como piedra imán, rico en hierro y de color negro, pero muy brillante, que contribuye en la luminosidad que el diamante negro posee e irradia.

Esta lujosa y singular variedad de diamante presente en forma de microscópicas partículas brillantes en polvo, además de aportar luminosidad natural a la piel, a diferencia del diamante convencional que aporta un brillo más artificial, permite activar la microcirculación al masajear Supreme Black Diamond en su aplicación, de manera que incrementa el aporte de nutrientes, necesarios para la obtención de energía, estímulos y defensas a la piel, mejorando y potenciando la capacidad natural de reparación, regeneración y protección cutánea.

Por otro lado, el pequeño, aunque importante, aporte de hierro que supone, facilita el transporte de oxígeno imprescindible para que tenga lugar la respiración celular y, por tanto, para la obtención de energía.